3/8/10

Archivado en:

Zhang Hua - Vida animal



4.1. Según su nacimiento, los animales pueden dividirse en: los nacidos a partir de fetos (que son los animales que tienen nueve orificios), los nacidos a partir de huevos (que son los de ocho orificios, como las tortugas y los de su clase), y, finalmente, los que nacen de huevos incubados1.

4.2. Las águilas pescadoras son un tipo de ave que se preña con sólo mirarse con un macho. Pero según otra opinión, es al responder al graznido del macho cuando se quedan preñadas, siempre que los emitan en la misma dirección que lleve el viento.

4.3. Cuando los conejos macho lamen el pelaje a las hembras mirando la luna, quedan éstas preñadas, y paren los gazapillos por la boca. Esto es algo que dice la gente y que, además, yo mismo he presenciado.

4.4. Dado que entre los animales de cintura desmesuradamente gruesa (tortugas, caimanes y otros de su clase) no hay machos, lo que hacen para reproducirse es preñarse de las serpientes macho por comunicación de aires. Por otro lado, ya que entre los animales de cintura extremadamente fina (avispas y semejantes) no hay hembras, lo que hacen para tener crías es encantar gusanos de seda o langostas recién nacidas, haciéndoles creer que son sus crías - de ahí que en el Shi Jing (Libro de la poesía) se diga, lo cual es verdad, que «a las crías de los gusanos de seda, son las euménides quienes a cuestas llevan»2.

4.5. Los gusanos son animales que sufren tres transformaciones a lo largo de su existencia, y que se preñan antes de aparearse. Pero no todos: los hay que, sin haberse apareado, paren, y sus crías, luego, se transforman en unos gusanos que carecen de párpados y de ojos, extremadamente indefensos y frágiles al ser cogidos.

4.6. Cuando es imposible distinguir el sexo de las aves, puede uno fijarse en sus alas: si ponen la derecha encima de la izquierda, son machos, pero si ponen la izquierda encima de la derecha, son hembras. Aclaremos, de paso, que por ave se entiende todo animal que tenga alas y dos patas (pues si tuviera cuatro patas y pelo, estaríamos hablando de cuadrúpedos).

4.7. Que hagan las urracas sus nidos con la boca dando la espalda a la estrella Taisui no puede ser por conocimientos aprendidos, sino por instinto3.

4.8. Los faisanes son unas aves que tienen una larguísima cola y que, cuando ha nevado, por temor a estropeársela, se quedan posados en las copas de los árboles sin atreverse a bajar a por comida; de ahí que muchos mueran de inanición.

4.9. Las guan son un tipo de ave acuática. En época de incubación, muchas meten los huevos en el agua, huevos que, al no flotar, permanecen en el fondo; allí los rodean y cubren con guijarros de mispíquel para caldearlos. Por eso los fangshi se han fijado en los guijarros de mispíquel de los nidos de las guan4. Los faisanes, por su parte, son unas aves de muy hermoso plumaje; les gusta tanto su propio aspecto que se pasan días enteros mirándose en las aguas; de ahí que muchas acaben viendo borroso, cayéndose al agua y ahogándose.

4.10. Las tortugas de tres mil años suelen anidar en las hojas de los lotos y andar retozando sobre hojillas de abrojo.

4.11. Las grandes tortugas marinas son unos animales que, aun descuartizados y separada la carne de sus huesos, siguen vivos durante unos días, mordiendo aún a los animales que se les acerquen, si uno deja sus vísceras encima de su cabeza. De hecho, siguen siendo capaces de cazar los pájaros que se les acerquen, pájaros que, luego, meten en sus redes los pescadores como cebo.

4.11.a. Existe cierto tipo de serpientes prodigiosas que pueden rejuntarse aunque hayan sido fragmentadas.

4.12. Las crías de escarabajo son capaces de avanzar con la espalda tan rápidamente como con las patas.

4.13. Según el libro Zhou guan, «ni los tejones van más allá del río Wen ni los martines de cresta más allá del río Ji». De ahí que se anote como extraño [en el libro Chun Qiu] que haya martines de cresta anidando en el reino de Lu.

4.14. Si los naranjos que son plantados más al norte del río Nan se vuelven naranjos espinosos, ¿cómo es que en la zona este del río Azul hay actualmente tanto naranjos como naranjos espinosos?

4.15. El cuerpo de los baizu (llamado maxian por otros) es tal que, partido en dos mitades, cada una sigue su camino alejándose de la otra5.

1. Por nueve orificios se refiere el texto a los oídos, los ojos, la boca, las fosas nasales, el ano y la vejiga. Los de ocho son los oídos, los ojos, la boca, las fosas nasales y uno que incluye la matriz y los conductos de orina y heces. El que el texto note la existencia de huevos que han de ser incubados obedece, probablemente, a querer diferenciarlos de huevos que no necesitan ser incubados y que abren en el agua o cerca del agua y a distinguir, así, dentro de los animales que engendran vida a partir de huevos, entre la clase de los reptiles y la de las aves.

2 . El libro Shijing, uno de los grandes clásicos confucianos y de toda la literatura de China, es la más antigua recopilación de poemas chinos escritos a lo largo de unos quinientos años. Compilados y fijados en forma definitiva por Confucio, están clasificados en tres partes: «Feng», «Ya» y «Song». La primera contiene canciones populares de diversas zonas del Imperio; la segunda, poemas referidos a la vida de los hombres de Estado, esto es, una suerte de cancionero de palacio; la tercera, son himnos dedicados a los grandes soberanos del pasado. El verso citado está en el capítulo «Xiao Ya», parte «Xiao Wan». Hay traducción al español de Marcela de Juan publicada por Revista de Occidente con el título El cancionero chino, y otra de Carmelo Elorduy, titulada Romancero chino, Nacional, Madrid, 1984.

3. Taisui era, para los fangshi de la época, una visión funesta. De ahí que, al construir los hombres sus moradas, debieran elegir lugares cuyas puertas no dieran hacia sitios desde los que se pudiera ver directamente tal estrella. Aunque muchos diccionarios traducen Taisui por «Júpiter», D. Bodde (1975, 93, nota 60) la define de otra manera, diciendo que es «un punto espacial imaginario concebido, por parte de la astronomía china, como moviéndose a la misma velocidad, pero en una órbita exactamente opuesta, a la de Júpiter». Sobre su carácter funesto puede verse el capítulo 73 («Nan Sui Pian») de Lun Heng (Ensayos críticos) de Wang Chong: este autor destroza y ridiculiza punto por punto las creencias adscritas a esta estrella, concluyendo que es lógicamente imposible que sea funesta y que, en realidad, no sirve más que para medir el tiempo.

4. Guan, cigüeña blanca. Recuérdese que el mispíquel era usado en alquimia.

5.Baizu, ciempiés; maxian, yu1o.


Zhang Hua, Relación de las cosas del mundo, cap. IV
Trotta. Pliegos de Oriente