6/5/09

Archivado en: , ,

Bodhidharma – Sobre los dos ingresos y las cuatro prácticas

 

Existen muchas maneras de ingresar en la senda, pero todas pueden resumirse en dos clases: el ingreso del principio, y el ingreso de la práctica.

El ingreso del principio consiste en la comprensión de la verdad con ayuda de las enseñanzas. Con profunda confianza en que todos los seres sensibles poseen una e igual naturaleza verdadera, que permanece inmanifiesta por estar ofuscada por falsos pensamientos y percepciones erróneas.

No buscar significa lo siguiente: los hombres se apegan a diversas cosas en medio de su infinita confusión, y esto es lo que se denomina buscar. Pero los sabios que conocen la verdad permanecen quietamente en lo esencial mientras el cuerpo se transforma de acuerdo con las circunstancias. Si todas las cosas están vacías, no hay nada que desear ni buscar. Donde surge la ganancia aparece unida a la pérdida. Este triple mundo en el que tanto tiempo hemos morado es como una casa en llamas. Todo el que tiene cuerpo sufre. ¿Quién puede encontrar reposo? Los sabios que han realizado esta verdad jamás se apegan a nada impermanente, su mente está en calma y no buscan. El Sutra dice: "donde hay búsqueda, hay sufrimiento; cuando cesa la búsqueda, aparece el gozo". Por ello sabed que no buscar es, verdaderamente, el camino hacia la verdad.

Aceptación del Dharma significa que la armonía en esencia es pura y se le denomina Dharma, y este principio esencial de pureza se halla más allá del vacío que subyace a todo lo manifestado, más allá de manchas e impurezas, donde no hay yo ni otro. El Sutra dice; "En el Dharma no hay seres sensibles, pues trasciende las manchas del ser; no hay yo, pues trasciende las manchas del yo". Si el sabio comprende y acepta esta verdad, su práctica estará conforme con el Dharma.

Puesto que el Dharma, fundamentalmente, carece de deseo , el sabio practicará la virtud de la caridad dando su cuerpo, su vida y sus bienes sin escatimar nada y sin pesar. Como comprenden el triple vacío no son víctimas de extremos y apego. Por su voluntad de liberar a todos los seres permanecen entre ellos como si les pertenecieran, pero sin apegarse a las formas. Esto es su propio beneficio. Sin embargo también saben beneficiar a los demás,ensalzando la senda de la iluminación. Así como con la caridad, lo mismo con las otras cinco virtudes. Practicar las seis virtudes supone liberarse de pensamientos erróneos y no ser consciente de las acciones. Esto es lo que significa la conformidad con el Dharma.