20/3/15

Archivado en: ,

Luego del paso por la tumba


Luego del paso por la tumba


¡Oh tú gran Alma, potente y llena de vigor!
¡Heme aquí! ¡Llego! ¡Te admiro!
He pasado las puertas del Más Allá
para admirar a Osiris, ¡mi padre divino!
Ahora esfumo las tinieblas que te rodean,
pues te amo, Osiris, y vengo a admirar tu rostro.
Yo he perforado el corazón de Seth;
he realizado los ritos fúnebres por Osiris, Padre mío.
Yo despejo los senderos en el Cielo y en la Tierra,
pues soy Osiris, tu hijo, que te ama…
He vuelto aquí, con Espíritu puro y santificado.
Estoy fortificado por Palabras de Potencia…
¡Dioses del gran Cielo! ¡Espíritus Divinos!
Todos vosotros, ¡Contempladme!
¡Verdaderamente! habiendo concluido mi viaje
llego aquí ante nosotros.



Libro egipcio de los muertos – Conjuro IX