3/3/14

Archivado en: , ,

Buda: Mariposas nocturnas




He aquí lo que yo he oído decir. Cierta vez el  Bhagavant se encontraba en la ciudad de Savatthi, en el Bosque del Príncipe Jeta, en el parque de Anathapindika. En aquella ocasión el  Bhagavant estaba sentado al aire libre, en la profunda oscuridad de la noche, mientras ardían unas lámparas de aceite.

En aquella ocasión numerosas mariposas nocturnas, volando hacia aquellas lámparas de aceite y revoloteando alrededor de ellas, encontraban en ellas su perdición, encontraban en ellas su muerte; encontraban en ellas su perdición y su muerte. Y el  Bhagavant vio a aquellas numerosas mariposas nocturnas que, volando hacia aquellas lámparas de aceite, revoloteando alrededor de ellas, encontraban en ellas su perdición, encontraban en ellas su muerte; encontraban en ellas su perdición y su muerte.

El  Bhagavant comprendiendo el sentido, dijo en aquella ocasión este  udana:

Se precipitan, no encuentran la verdad;
se fabrican nuevos y nuevos lazos,
y como las mariposas nocturnas caen en la lámpara,
así algunos se entregan a lo que oyen, a lo que ven.


Udana, la palabra de Buda
Versión de Carmen Dragonetti
Imagen de piedra Sai No Kawara - Hakone