4/11/13

Archivado en: , ,

El pozo


Los brahmanes quieren impedir que Buda beba de su pozo. Milagro realizado por Buda. La destrucción del deseo: meta final.

He aquí lo que he oído decir. Cierta vez el  Bhagavant , recorriendo el país de los Mallas con un gran grupo de  bhikkhus, llegó a una aldea de brahmanes Mallas, cuyo nombre era El Pilar. En aquella ocasión los brahmanes jefes de familia de la aldea El Pilar oyeron decir: “El samán Gotama, descendiente de los Sakya, ha dejado el clan de los Sakya para llevar una vida errante y mendicante. Recorriendo el país de los Mallas con un gran grupo de bhikkhus  ha llegado a El Pilar”. Y entonces llenaron el pozo hasta la boca con paja y hierbas, pensando: “¡Que no tomen agua estos samanes de cabezas rapadas!”

Y el  Bhagavant , apartándose del camino, se dirigió al pie de un árbol y una vez ahí se sentó en el asiento preparado para él. Y, habiéndose sentado, el  Bhagavant le dijo al venerable Ananda: “Vé, Ananda y tráeme agua de aquél pozo”.

Y cuando el  Bhagavant  le dijo esto, el venerable Ananda le respondió: “Señor, este pozo ha sido tapado hasta la boca con paja y hierbas por los brahmanes jefes de familia de El Pilar, pensando: ‘Que estos samanes de cabezas rapadas no tomen agua".

Por segunda vez entonces el  Bhagavant le dijo al venerable Ananda: “Vé, Ananda y tráeme agua de aquél pozo”. Por segunda vez entonces el venerable Ananda le respondió al  Bhagavant : “Señor, este pozo ha sido tapado hasta la boca con paja y hierbas por los brahmanes jefes de familia de El Pilar, pensando: ‘Que estos samanes de cabezas rapadas no tomen agua’”.

Por tercera vez el  Bhagavant le dijo al venerable Ananda: “Vé, Ananda y tráeme agua de aquél pozo”.

Y el venerable Ananda, diciendo: “Sí, señor”, obedeciendo al Bhagavant , tomando una escudilla, se dirigió hacia el pozo. Cuando el venerable Ananda estuvo cerca del pozo, éste, arrojando de su boca toda la paja y las hierbas, se llenó de agua clara, pura, transparente, que llegaba hasta sus bordes e incluso desbordaba.

Y el venerable Ananda penso: “¡Qué extraordinarios, qué maravillosos son el gran poder y la gran autoridad del  tathagata , pues, cuando me acerqué al pozo, éste, arrojando de su boca toda la paja y las hierbas, se llenó de agua clara, pura, transparente que llegaba hasta sus bordes e incluso desborda”. Y, tomando agua con su escudilla, se acercó a donde estaba el  Bhagavant y, habiéndosele acercado, le dijo: “¡Qué extraordinarios, qué maravillosos, son el gran poder y la gran autoridad del  tathagata , pues, cuando me acerqué al pozo, éste arrojando de su boca toda la paja y las hierbas, se llenó de agua clara, pura, transparente que llegaba hasta sus bordes e incluso desbordaba! Beba agua el  Bhagavant ; beba agua el bien encaminado”.

El  Bhagavant , comprendiendo el sentido, dijo en aquella ocasión este  udana :

¿De qué serviría un pozo
si hay agua en todas partes?
¿Qué queda por buscar
si se cortó la raíz del deseo?

Udana, la palabra de Buda
Versión de Carman Dragonetti