6/4/13

Archivado en: ,

Las sombras hambrientas detrás de los muros



El poema referente a las ofrendas hechas a los familiares que han partido antes de esta vida.

{1} Están detrás de los muros,
Al lado de la ventana, en la cuadra,
Al lado de la jamba de la puerta,
Cada uno volviendo a su viejo hogar.

{2} Mientras se les provee abundante comida y bebida,
La comida sólida y blanda,
Ninguno se ha acordado de eso:
Así son las acciones de los seres.

{3} Por eso, los que tienen compasión
Por sus parientes, les ofrecen
La comida y bebida pura y deliciosa,
En su debido y apropiado tiempo [pensando:]
“Que esto sea para nuestros parientes,
Que nuestros parientes sean felices”.

{4} Y aquellos reunidos aquí
En la asamblea de los parientes fallecidos
Agradecen apreciativamente la abundante comida y bebida:

{5} “Que nuestros parientes tengan una larga vida,
Aquellos, de los cuales ahora lo hemos obtenido.
Nos sentimos honrados
Y los donantes no quedarán sin recompensa”.

{6} En verdad no hay cultivo, no hay pastoreo de ganado [en este reino],
No hay comercio, tampoco dinero para comprar o vender.

{7} De lo que se les ofrece aquí a las sombras hambrientas,
Sólo de eso viven, de eso subsisten.

{8} Como el agua de la lluvia
Se esparce por las colinas y baja a los valles,
De la misma manera se esparce el mérito
De las ofrendas hechas a las sombras hambrientas.

{9} Como el agua de los ríos que llena el océano,
Así también llena todo, la ofrenda hecha a las sombras hambrientas.

{10} “Él me ha ofrendado, actuó en mi nombre,
Fueron mis parientes, mis compañeros, mis amigos”.
Recordad lo que antes ha sido hecho
Y ofrendad a las sombras hambrientas
Para que no haya más lamento, llanto ni tristeza.

{11} Pero cuando la ofrenda está hecha,
Y bien establecida dentro del Sangha,
El beneficio de esto será inmediato
Y durarará por largo tiempo.

{12} De esta manera el deber propio por los parientes
Ha de ser demostrado, una gran honra ha de ser hecha a las sombras hambrientas,
Entonces, los monjes rebosarán de la fuerza:
El mérito que ganan no es nada pequeño.

Tirokutta Sutta
Khuddakapathapali: pasajes cortos