6/3/13

Archivado en: ,

Los cinco tesoros y los cuatro males


20.1. Yao dijo:

¡Oh, Shun!
La sucesión celestial ha recaído sobre ti;
¡Sigue fielmente la Vía del Medio!
Si el pueblo de los Cuatro Mares cae en la consternación y en la miseria,
se te retirará para siempre este don celestial.

Shun pasó su mensaje a Yao.

Tang dijo: «Yo, el pequeño, me atrevo a sacrificar un toro negro y me atrevo a proclamarlo al dios más augusto y soberano: no me atreveré a perdonar a los culpables; los siervos no podrán ocultarte nada, pues ya les has juzgado en tu corazón. Si soy culpable, no castigues por mí a mis diez mil feudos; si el pueblo de los diez mil feudos es culpable, que recaiga sobre mi cabeza.

Zhou benefició a muchos vasallos. Las buenas personas prosperaron.

Aunque tengo mis propios familiares, prefiero confiar en los hombres virtuosos.
Si el pueblo actúa mal, que su falta recaiga sobre mi cabeza.

Regula los pesos y las medidas, restablece los cargos que han sido abolidos, y la autoridad del gobierno llegará a todas partes. Restaura los estados que han sido destruidos; reanuda las líneas dinásticas interrumpidas, reinstala a los exiliados políticos y ganarás el corazón del pueblo en todo el mundo.

Los asuntos que importan son: el pueblo, los alimentos, el duelo y los sacrificios.

La generosidad gana a las masas. La buena fe inspira confianza al pueblo. La actividad asegura el éxito. La justicia aporta alegría.

20.2. Zizhang preguntó a Confucio: «¿Quién está calificado para gobernar?» El maestro respondió: «Aquel que cultiva los cinco tesoros y evita los cuatro males es apto para gobernar.» Zizhang volvió a preguntar: «¿Cuáles son los cinco tesoros?» El Maestro respondió: «Un caballero es generoso sin tener que gastar; hace trabajar a la gente sin que ésta se queje; tiene ambición pero no rapacidad; posee autoridad, pero no arrogancia; es severo, pero no fiero.» Zizhang preguntó: «Cómo puede ser uno "generoso sin tener que gastar?"» El Maestro respondió: «Si dejas que la gente haga lo que es beneficioso para ella, ¿no estás siendo generoso sin tener que gastar? Si haces que la gente trabaje sólo en lo que es razonable, ¿quién se quejará? Si tu ambición es la humanidad y si la realizas, ¿qué espacio queda para la rapacidad? Un caballero trata igualmente a los muchos y a los pocos*, a los humildes y a los grandes, presta la misma atención a todos: ¿acaso no es eso tener autoridad sin arrogancia? Un caballero se viste correctamente, su mirada es recta, la gente lo mira con respeto.»

Zizhang preguntó: «¡Qué son los Cuatro Males?» El Maestro respondió: «El terror que reposa en la ignorancia y en el crimen. La tiranía que exige resultados sin órdenes adecuadas. La extorsión, que se lleva a cabo a través de órdenes contradictorias. Los funcionarios que dan de mala gana a la gente lo que les es debido.»

20.3. Confucio dijo: «Quien no entiende el destino es incapaz de comportarse como un caballero. Quien no entiende los ritos es incapaz de establecerse. Quien no entiende las palabras es incapaz de entender a nadie.»

* Con independencia del número e importancia del clan al que pertenezcan. (N. del T.)

Confucio - Analectas

Contenido

Africa Ajahn Sumedho Alquimia América Apócrifos Asvagosha Bardo Thodol Bhagavad Gita Biblia Bodhidharma Böhme Jakob Borges Jorge Luis Brujería Brunel Henri Buda Budismo Bunyan John Burckhardt Titus Bushido Byund-Chul Han Cabalá Cábala Calle Ramiro Campbell Joseph Canaán Cátaros Catolicismo Celtas Chilam Balam China Chögyam Trungpa Cleary Thomas Confucianismo Confucio Coomaraswamy Ananda Corán Cristianismo Cusa Nicolás de Dahui Dalai Lama Dao De Jing David-Neel Alexandra Descarga de libros Deshimaru Taisen Dhammapada Dōgen Dumezil Georges Eckhart Maestro Egipto Eliade Mircea Fenyang Fo Yan Freud Sigmund Fromm Erich Gandhi Gazas Gilgamesh Gnosticismo Goldstein Joseph Graves Robert Grecia Guénon René Hagakure Hakuin Han Shan Hekiganroku Herejías Hermetismo Herrigel Eugen Hertling Ludwig Hinduísmo Historia Hsu Yun Hsuan Sha Hua Hu Ching Huai-Nan Tze Huang Po Hui Neng Huxley Aldous I Ching Ibn Arabi Ibn Tufayl Iglesia Imágenes Islamismo James E Japón Jesús Johnson Paul Jonas Hans Judaísmo Jung Carl Gustav Kalevala Kokuan Krishna Krishnamurti Küng Hans Kybalion Lao Zi Libro egipcio de los muertos Lie Zi Lormier Dominique Mahamudra Mahoma Maimónides Malleus Maleficarum Maniqueísmo Manly Palmer Hall Mauriac François Mazdeísmo Meng Zi Merton Thomas Mesopotamia Milarepa Mitologias Moisés Mosterín Jesús Mumonkan Musashi Miyamoto Muso Nagarjuna Nórdica O. Okakura Kakuzo Otto Walter Padma Sambhava Pai-chang Patanjali Popol Vuh Profetas Qingjing Jing Rahn Otto Rattey Beatrice Rosacruz Rumi Saint Germain Sandokai Sankara Scholem Gershom Sekito Kisen Seng Ts'an Sheng Yen Shintoísmo Sijismo Smith Huston Steiner Rudolph Sufismo Sutras Suzuki Takuan Talmud Tantra Tao Te King Taoísmo Teosofía Thich Nhat Hanh Tierra Pura Tilopa Trungpa Chogyam Tsong Khapa Unmon Upanishads Watts Alan Wen Tzu Whilhelm Richard Wu Zu Xu Yun Yoga Yogananda Yuanwu Zen Zhuang Zi Zimmer Heinrich Zohar