8/9/12

Archivado en: ,

La araña



En el nombre de Allah, Clemente, Misericordioso

1. Alif . Lâm . Mîm .

2. ¿Acaso piensan los hombres que se les dejará decir: ¡Creemos! sin ser puestos a prueba?

3. Por cierto que probamos a quienes les precedieron, y Allah bien sabe quiénes son los sinceros y quiénes los mentirosos.

4. ¿Acaso piensan quienes obran mal [y no creen] que podrán escapar de Nosotros? ¡Qué mal piensan!

5. Quien anhele el encuentro con Allah sepa que el día que Allah fijó [para Su encuentro] llegará, y que Él es Omnioyente, Omnisciente.

6. Quien luche [contra sus pasiones] será en beneficio propio. Ciertamente Allah prescinde de las criaturas.

7. A quienes crean y obren el bien les expiaremos sus faltas y les recompensaremos por sus buenas obras.

8. Le he ordenado al hombre ser benevolente con sus padres. Pero no se les debe obedecer cuando se esfuerzan por hacer que se Me asocien copartícipes, pues es sabido que carecen de fundamento válido. Ante Mí compareceréis, y os informaré de lo que hacíais.

9. Y a quienes hayan creído y obrado rectamente les introduciremos [al Paraíso] junto con los justos.

10. Y entre los hombres hay quienes dicen: ¡Creemos en Allah! Pero cuando sufren alguna hostilidad por la causa de Allah, consideran que la opresión de los hombres es un castigo de Allah [y reniegan de su fe]. En cambio, cuando tu Señor os concede un triunfo dicen: ¡Estábamos con vosotros! ¿Acaso no es Allah Quien sabe mejor que nadie lo que hay en los corazones de los hombres?

11. Allah sabe bien quiénes son los que creen y quiénes los hipócritas.

12. Los incrédulos le dijeron a los creyentes: Seguid nuestra fe y nosotros cargaremos con vuestros pecados. Pero en verdad, ellos no cargarán con ninguno de sus pecados, sólo mienten.

13. Ellos cargarán con sus propios pecados además de los pecados que cometan quienes ellos extraviaron; y el Día de la Resurrección se les preguntará acerca de las mentiras que inventaban.

14. Por cierto que enviamos a Noé a su pueblo y permaneció entre ellos novecientos cincuenta años. Y en medio de su iniquidad les sorprendió el diluvio.

15. Y le salvamos [a Noé] y a quienes estaban en el arca, e hicimos de ella un signo para la humanidad.

16. Y recuerda [¡Oh, Muhammad!] a Abraham cuando le dijo a su pueblo: Adorad a Allah y temedle; esto es mejor para vosotros, si es que sabéis [discernir].

17. Sólo adoráis ídolos en lugar de Allah, e inventáis una mentira. Ciertamente lo que adoráis en lugar de Allah no puede proveeros ningún sustento. Pedid, pues, a Allah el sustento, adoradle y agradecedle. Y por cierto que ante Él compareceréis.

18. Si desmentís, sabed que ya lo hicieron otras naciones anteriores a vosotros, y que el Mensajero sólo tiene la obligación de transmitir [el Mensaje] con claridad.

19. ¿Acaso no ven cómo origina Allah la creación y luego la reproduce? Por cierto que esto es fácil para Allah.

20. Diles [¡Oh, Muhammad! a quienes niegan la Resurrección ]: Transitad por la Tierra y observad cómo [Allah] originó la creación. Luego, Allah la reproducirá el Día de la Resurrección ; ciertamente Allah tiene poder sobre todas las cosas.

21. Castiga a quien Él quiere y se apiada de quien Él quiere, y ante Él compareceréis.

22. No podréis desafiar a Allah en la Tierra ni en el cielo, y no tendréis fuera de Él quien os proteja ni os auxilie.

23. Quienes no crean en los signos de Allah y en Su encuentro serán los que habrán renunciado a Mi misericordia, y éstos tendrán un castigo doloroso.

24. Y la respuesta del pueblo de Abraham fue decir: Matadle o quemadle; pero Allah le salvó del fuego. Por cierto que en esto hay signos para quienes creen.

25. Dijo [Abraham]: Adoráis ídolos en vez de Allah por tradición y afecto entre vosotros en esta vida mundanal. Pero el Día de la Resurrección renegaréis unos de otros y os maldeciréis mutuamente. Vuestra morada será el Fuego y no tendréis quien os auxilie.

26. Sólo Lot creyó en Abraham, quien [al ver que su pueblo no le creía] dijo: Emigraré a donde [me ordene] mi Señor, porque Él es Poderoso, Sabio.

27. Y le agraciamos con Isaac y Jacob, e hicimos surgir de su descendencia Profetas, a los cuales les revelamos Nuestros Libros. Le dimos [a Abraham] su recompensa en esta vida, y en la otra se contará entre los justos.

28. Y recuerda [¡Oh, Muhammad!] cuando Lot dijo a su pueblo: Por cierto que cometéis una inmoralidad que no tiene precedente.

29. ¿Os acercáis a los hombres con deseo, les asaltáis en los caminos y cometéis actos reprobables en vuestras reuniones? Y la respuesta de su pueblo fue: Envíanos el castigo de Allah, si es que decís la verdad.

30. Dijo [Lot]: ¡Señor mío! Sálvame de este pueblo corrupto.

31. Y cuando Nuestros [Ángeles] emisarios se presentaron ante Abraham para albriciarle [del nacimiento de su hijo], le dijeron: Destruiremos a la población de esta ciudad, porque son inicuos.

32. Dijo [Abraham]: Pero Lot está entre sus habitantes. Respondieron [los Ángeles emisarios]: Nosotros conocemos mejor [que tú] a quienes habitan en ella. Le salvaremos a él y a su familia, excepto a su mujer que se contará entre los condenados.

33. Y cuando nuestros emisarios se presentaron ante Lot, éste [pensando que eran viajeros] se preocupó [por lo que su pueblo pudiere proponerles] y se apenó, pero ellos le dijeron: No temas ni te apenes; te salvaremos a ti y a tu familia, excepto a tu mujer que se contará entre los condenados.

34. Haremos descender sobre la población de esta ciudad un castigo del cielo por haberse pervertido.

35. Y por cierto que hicimos de ella un signo evidente para quienes reflexionan.

36. A Madián [le enviamos] su hermano Jetró [como Profeta], quien les dijo: ¡Oh, pueblo mío! Adorad a Allah y temed el Día del Juicio final, y no obréis mal en la Tierra , corrompiéndola.

37. Pero le desmintieron y fueron sorprendidos por un sismo estrepitoso, y amanecieron muertos en sus casas.

38. Y al pueblo de ‘Âd y Zamûd [también les aniquilamos], como podéis ver claramente en [lo que fueron] sus viviendas. Satanás les hizo ver como buenas sus malas obras apartándolos del sendero recto, a pesar de su inteligencia.

39. Y [recuerda a] Qârûn , al Faraón y Hâmân . Moisés se presentó ante ellos con las evidencias, pero se ensoberbecieron en la tierra [de Egipto y se negaron a creer]; y no pudieron escapar de Nosotros.

40. A cada uno [de estos pueblos] les aniquilamos según sus pecados. A unos les enviamos un viento huracanado [al pueblo de ‘Âd ], a otros les sorprendió un estrépito [al pueblo de Zamûd ], a otros hicimos que se los tragase la tierra [ Qârûn ] y a otros les ahogamos [el Faraón, Hâmân y sus huestes]. Allah no fue injusto con ellos, sino que ellos lo fueron consigo mismos.

41. Quienes tomaron en lugar de Allah otros protectores son como la araña que teje su propio refugio, y por cierto que el refugio más frágil es la telaraña. ¡Si supieran!

42. Ciertamente Allah conoce lo que ellos invocan en Su lugar, porque Él es Poderoso, Sabio.

43. Y estos ejemplos los exponemos para los hombres, pero sólo los comprenden quienes reflexionan.

44. Allah creó los cielos y la Tierra con un fin justo y verdadero. Y por cierto que en ello hay un signo para quienes creen.

45. Recita lo que se te ha revelado del Libro [el Corán] y haz la oración, que ciertamente la oración preserva de cometer actos inmorales y reprobables. Y sabe que tener presente a Allah en el corazón durante la oración es lo importante, y Allah sabe lo que hacéis.

46. No discutáis con la Gente del Libro [acerca de vuestra fe] sino de buen modo, y no lo hagáis con quienes sean irrespetuosos, y decid: Creemos en lo que nos ha sido revelado a nosotros así como en lo que os ha sido revelado a vosotros. Nuestra divinidad y la vuestra es una sola, y a Él nos sometemos.

47. Te hemos revelado el Libro [¡Oh, Muhammad!], y entre los que recibieron Nuestra revelación anteriormente [judíos y cristianos] hay quienes creen en él [el Corán], al igual que algunos de los habitantes de La Meca. Y sólo los incrédulos niegan Nuestros signos.

48. Y tú no sabías leer ningún tipo de escritura antes de que te fuera revelado [el Corán], ni tampoco trascribirla con tu diestra; porque de haber sido así hubieran podido sembrar dudas [acerca de ti] los que inventan mentiras.

49. Por cierto que [el Corán] es un conjunto de leyes claras [gravadas] en los corazones de quienes han sido agraciados con el conocimiento, y sólo los inicuos niegan Nuestros signos.

50. Dijeron [los incrédulos]: ¿Por qué no le han sido concedidos signos milagrosos provenientes de su Señor? Diles [¡Oh, Muhammad!]: Allah es Quien dispone de los signos, y yo sólo debo advertiros claramente.

51. ¿Acaso no les basta que te hayamos revelado el Libro que se les recita? Por cierto que en él hay misericordia y exhortación para quienes creen.

52. Di: Allah es testigo suficiente entre nosotros; conoce cuanto hay en los cielos y en la Tierra. Quienes sigan lo falso y no crean en Allah serán quienes pierdan.

53. Y te piden que pronto les azote el castigo. Y de no haber sido porque ya está predeterminado, ya les hubiera azotado. Éste les llegará sorpresivamente sin advertirlo.

54. Te piden que pronto les azote el castigo, pero sabe que el Infierno está aguardando a los incrédulos.

55. El día que el castigo les cubra por arriba de ellos y bajo sus pies, [Allah] les dirá: Sufrid las consecuencias de vuestras obras.

56. ¡Oh, siervos Míos que habéis creído! Por cierto que Mi Tierra es extensa, adoradme pues, sólo a Mí [emigrad y no permanezcáis bajo la opresión de los incrédulos].

57. Toda alma sabrá lo que es la muerte, luego compareceréis ante Nosotros.

58. A quienes hayan creído y obrado rectamente les alojaremos en las mansiones del Paraíso, bajo las cuales corren los ríos, y donde morarán eternamente. ¡Qué placentera será la recompensa de los creyentes

59. Que fueron perseverantes y se encomendaron a su Señor!

60. Y cuántos animales hay que no pueden almacenar sus propias provisiones, pero Allah los sustenta y [también] a vosotros; y Él es Omnioyente, Omnisciente.

61. Si les preguntas [¡Oh, Muhammad! a los idólatras] quién creó los cielos y la Tierra , y sometió el Sol y la Luna , responderán: ¡Allah! ¿Cómo, entonces, es que se desvían?

62. Allah concede abundante sustento a quien quiere de Sus siervos y se lo restringe [a quien Le place]. Ciertamente Allah tiene el conocimiento de todas las cosas.

63. Si les preguntas [¡Oh, Muhammad! a los idólatras] quién hace descender agua del cielo con la que vivifica la tierra seca, responderán: ¡Allah! Di: ¡Alabado sea Allah! La mayoría [de los hombres] no razonan.

64. Esta vida mundanal transitoria no es más que distracción y diversión, y la verdadera vida [y eterna] está en el Paraíso. ¡Si supieran!

65. Cuando se embarcan [y son azotados por una tempestad] invocan a Allah con sinceridad [reconociendo que sólo Él debe ser adorado], pero cuando les ponemos a salvo llevándoles a tierra, Le atribuyen copartícipes [nuevamente].

66. Que no agradezcan por cuanto le hemos concedido y que disfruten. ¡Ya verán!

67. ¿Acaso no ven que hemos dispuesto [para ellos] un territorio sagrado y seguro [La Meca], mientras que a su alrededor los hombres son expulsados [de sus tierras y atacados]? ¿Acaso creen en lo falso y no reconocen las gracias de Allah?

68. ¿Y quién más injusto que aquel que inventa mentiras acerca de Allah o desmiente la Verdad cuando le llega? ¿Acaso no es el Infierno la morada para los incrédulos?

69. A quienes luchen denodadamente por Nuestra causa les afirmaremos en Nuestro camino. Ciertamente Allah está con los benefactores.

Corán, Sura 29