19/6/12

Archivado en: ,

Máximas



El duque Ding preguntó: «¿Hay alguna sola máxima que pueda asegurar la prosperidad a un país?» 

Confucio respondió: «Las simples palabras no pueden lograrlo. No obstante, existe un dicho: "Es difícil ser príncipe, no es fácil ser súbdito." Una máxima que pudiera hacer entender al soberano la dificultad de su tarea estaría cerca de asegurar la prosperidad del país.»

«¿Existe una sola máxima que pueda arruinar a un país?»

Confucio respondió: «Las simples palabras no pueden lograrlo. No obstante, existe un dicho: "El único placer de ser príncipe es no tener que padecer nunca la contradicción." Si tienes razón y nadie te contradice, está bien; pero si estás equivocado y nadie te contradice, ¿no es éste un ejemplo de "una sola máxima que puede arruinar a un país?".»

Confucio, Analectas 13.15.