2/1/12

Archivado en: ,

Los ángeles que arrancan las almas


En nombre del Dios clemente y misericordioso


1. Juro por los que arrancan con violencia,
2. Por los que retiran suavemente,
3. Por los que nadan en los aires,
4. Por los que se anticipan en la carrera,
5. Por los que conducen los negocios del universo,
6. El día en que suene la trompeta con sonido tembloroso
7. Que siga un segundo toque,
8. Ese día, con los corazones sobrecogidos de espanto,
9. Con los ojos bajos.
10. Los incrédulos dirán: ¿Seremos vueltos a la tierra?
11. ¿Nos convertiremos en huesos podridos?.
12. En ese caso, dicen, sería un instante perdido.
13. Un solo sonido se oirá,
14. Y ya estarán en el fondo del infierno.
15. ¿Conoces la historia de Moisés?
16. Cuando Dios le gritó desde el interior del valle de Tuwa:
17. Vete a ver a Faraón. Es impío;
18. Y dile: ¿Quieres hacerte justo?
19. Te guiaré hacia Dios; témelo.
20. Moisés hizo aparecer en su presencia un gran milagro.
21. Faraón le trató de impostor y fue rebelde.
22. Volvió la espalda y se puso a obrar.
23. Reunió hombres e hizo proclamar sus órdenes,
24. Diciendo: Soy vuestro dueño supremo.
25. Dios le hizo sufrir el suplicio de este mundo y del otro.
26. Hay en esto una enseñanza para el que teme a Dios.
27. ¿Es más difícil crearos a vosotros, o los cielos?
28. Dios es quien los ha construido; elevó alta su cima y le dio forma perfecta.
29. Dio las tinieblas a su noche e hizo lucir su día.
30. Y luego extendió la tierra.
31. Hizo brotar sus aguas y germinar sus pastos,
32. Ha sujetado las montañas.
33. Todo para vuestro goce y el de vuestros rebaños.
34. Y cuando ocurra el gran trastorno.
35. Cuando el hombre haya reflexionado acerca de lo que ha hecho,
36. Cuando el brasero del infierno se aparezca desnudo a todo el que vea,
37. Entonces todo hombre rebelde
38. Que ha preferido la vida de aquí abajo,
39. Tendrá el infierno por morada.
40. Pero el que temblaba ante la majestad del Señor y dominaba su alma en sus
inclinaciones,
41. Ése tendrá el paraíso por morada.
42. Te interrogarán respecto de la hora: ¿Cuándo vendrá?
43. ¿Qué sabes tú de esto?
44. Su término sólo Dios lo conoce.
45. Tú sólo estás encargado de advertir a los que la temen.
46. El día que la vean les parecerá que no han pennanecido en las tumbas más que la
mañana o la tarde de aquel día.

Corán, Sura LXXIX