20/5/11

Archivado en:

Penitencias por haber hecho daño a los animales



130. Durante un mes debe hacer esta penitencia entera por haber asesinado, sin quererlo, a un Sudra ó debe dar a un Bracmán diez vacas blancas y un toro.

131. Si ha matado a propósito un gato, una mangosta (nukula), un arrendajo azul, una rana, un perro, un cocodrilo, un búho ó una corneja, debe hacer la penitencia prescrita por el asesinato de un Sudra, la del Chandrayana;

132. Ó que si lo ha hecho por descuido, no beba sino leche durante tres noches y tres días; ó que si tiene alguna enfermedad que se lo impida, haga a pie un yodhana de camino; ó que si no lo puede, se bañe todas las noches en un río ó que repita en silencio la plegaria dirigida al Dios de las aguas.

133. Que el Bracmán que ha matado una serpiente dé a otro Bracmán una pala ó un bastón herrado; que si ha matado a un eunuco, dé una carga de paja y un mashaka de plomo.

134. Que por haber matado un puerco dé un tarro de mantequilla clarificada; por un francolín (tittiri), un drona  de sésamo; por un loro, un becerro de dos años; por un Kroncha, un becerro de tres años.

135. Si ha matado un cisne (hansa), una balaka, una garza, un pavo real, un mono, un halcón ó un milano, debe dar una vaca a un Bracmán.

136. Que dé un vestido por haber matado un caballo; cinco toros negros por haber matado un elefante; un toro por un cabrón ó un morueco; por un asno, un becerro de un año.

137. Que si ha matado animales carnívoros salvajes, dé una vaca que produzca mucha leche; por bestias feroces no carnívoras, una hermosa ternera; por un camello, un krishnala de oro.

138. Que si ha matado a una mujer, de una de las cuatro clases sorprendidas en adulterio, dé para purificarse un saco de piel, un arco, un cabrón ó un morueco, en el orden directo de clases.

139. Que si un Bracmán se halla en la imposibilidad de expiar con donativos la falta de haber matado una serpiente ó a cualquier otra criatura, haga cada vez la penitencia del Pradjapalya para borrar su pecado.

140. Por haber matado mil pequeños animales que tienen huesos, ó una gran cantidad de animales sin huesos, bastante para llenar un carro, debe someterse a la misma penitencia que por el asesinato de un Sudra;

141. Pero que cuando ha matado animales que tienen huesos, dé también algo cada vez, como una pana de cobre a un Bracmán; por animales sin hueso se purifica, cada vez, reteniendo su aliento y recitando la Savitri, con el comienzo (Siras), el monosílabo Aum y las tres palabras Bhur, Bhuvah, Swar.

142. Por haber cortado sin mala intención y una sola vez árboles que dan fruto, matorrales, lianas, plantas trepadoras ó plantas rastreras en flor, se deben repetir cien plegarias del Rig - Veda.

143. Por haber matado insectos de todas las clases que nacen en el arroz y en los otros granos, en los líquidos como el jugo de la caña de azúcar, en los otros frutos ó en las flores, la purificación consiste en comer mantequilla clarificada. 

144. Si se arrancan inútilmente plantas cultivadas ó plantas nacidas espontáneamente en una selva, se debe seguir a una vaca durante un día entero y no alimentarse sino de leche.


Leyes de Manú