1/11/10

Archivado en: ,

Plegaria de toma de refugio ante todos los terrores del estado intermedio


(Esta plegaria deberìa ser memorizada por las personas que se preparan para conducir su propia muerte)


Cuando se agote el impulso de mi vida,
y los seres queridos no puedan ayudarme más allá de este mundo
y deba vagar solo en el intermedio,
que los Budas pacíficos e iracundos ejerzan la fuerza de su compasión
y aclaren el denso humo de la oscuridad de la ignorancia.

Ahora que vago solo, apartado de mis seres queridos,
y todas mis visiones no son sino imágenes vacìas
que los Budas ejerzan la fuerza de su compasión
y detengan los terrores del intermedio provocados por el miedo y el odio.

Cuando las cinco luces de resplandeciente sabiduría aparezcan,
que desprovisto de miedo y con valentía pueda reconocerlas como yo mismo.
Cuando las formas de las deidades apacibles y furiosas se alcen,
que desprovisto de miedo y audaz pueda reconocer el estado intermedio.

Ahora que sufro por el poder de la evolución negativa,
que las deidades arquetípicas disipen ese sufrimiento.
Cuando la realidad retumbre con mil truenos,
que todos se transformen en el OM.

Cuando me siento arrastrado por la evolución sin recurso,
que las deidades apacibles y furiosas disipen mi sufrimiento.
Cuando sufro debido a los instintos evolutivos,
que el bienaventurado samadhi de la transparencia aparezca sobre mì.

Cuando nazco por aparición en la existencia intermedia,
que las dañinas profecías de perversos demonios no se hagan realidad.
Cuando llegue donde sea por el poder del pensamiento,
que los miedos creados por la evolución negativa no sucedan.

Cuando salvajes bestias de presa emitan sus feroces rugidos,
que se conviertan en el sonido del Dharma, OM MANI PADME HUM.
Cuando soy arrastrado por nieve, lluvia, viento y oscuridad,
que encuentre la divina visión de brillante sabiduría.

Que todos los seres del mismo orden en el estado intermedio
eviten toda rivalidad y migren hacia los estados elevados.
Cuando estoy hambriento y sediento de intensas adicciones,
que no sufra hambre, sed, calor ni frío reales.

Cuando contemple la copulación de mi padre y mi madre en la siguiente vida,
que los vea como al Señor de la Compasión Padre-Madre.
Conscientemente libre para escoger mi nacimiento, en nombre de los demás,
que obtenga el mejor cuerpo adornado con las señales y marcas.

Habiendo obtenido para mí mismo el mejor cuerpo vivo,
que todos los que me vean u oigan sean rápidamente rescatados.
Sin seguir evolución negativa,
que siga y desarrolle todos mis méritos existentes.

Donde quiera que nazca en cada vida venidera,
que vuelva a encontrar mi Deidad Arquetípica de esta vida
Que hablando y entendiendo desde el momento de mi nacimiento,
pueda tener la capacidad de recordar mis vidas anteriores.

Tenga conocimiento grande y pequeño, normal y variado,
que pueda comprenderlo todo sólo con oírlo o con verlo.
Que la buena suerte prevalezca en la tierra donde nazca,
y que todos los seres estèn dotados de felicidad.


Por la vasta compasión de los Omnibondadosos pacíficos e iracundos,
por el poder de la verdad de la perfecta realidad,
y por las bendiciones de los expertos tántricos resueltos a triunfar,
que pueda alcanzar aquello por lo que he recitado esta plegaria.


Padma Sambhava (Libro de la liberación mediante la comprensión en el estado intermedio)
Traductor y editor Robert F. Thurman, 1992
Barcelona, 2002