11/8/10

Archivado en: , ,

Hekiganroku - El ermitaño del Pico del Loto



El ermitaño del Pico del Loto alzó su bastón y agitándolo ante la asamblea dijo: 

“Una vez que los grandes Viejos llegaron a este punto, ¿por qué no se atrevieron a permanecer en él?” 

La asamblea permaneció silenciosa, ante lo cual se respondió a sí mismo: 

“Porque tal cosa no tiene poder sobre el Camino”. Y añadió: “Después de todo, ¿cómo es esto?” 

Otra vez respondió en lugar de la asamblea: 

“Con mi bastón al hombro, y sin pagarle a nadie, atravieso directamente mil y diez mil montañas”.

Hekiganroku, Crónicas del Acantilado Azul,  caso 25