12/8/10

Archivado en: ,

Corán - Sura XV: HEDJR



Dado en la Meca. - 99 versículos


En nombre del Dios clemente y misericordioso


1. ' ELIA LAM. RA. He aquí los versículos del Libro y de la lectura lúcida.
2. Más de una vez los infieles desearán haber sido musulmanes.
3. Déjales saciarse y gozar, que la esperanza de una larga vida les divierta. Pronto sabrán la verdad.
4. No hemos aniquilado ninguna villa que no haya tenido un término fijado.
5. Ningún pueblo puede anticipar ni retrasar su término.
6. Dicen a Mahoma: ¡Oh tú, que has recibido el Corán de lo alto, en verdad tú estás poseído del demonio!.
7. ¿No vendrías acompañado de los ángeles, si fuese verdad lo que tú dices?
8. -Los ángeles no vendrán más que por la verdad. Entonces los infieles no serán ya esperados.
9. Hemos hecho descender la Advertencia y somos sus guardianes.
10. Ya antes de ti enviamos apóstoles entre las sectas de los antiguos.
11. Y no hubo un solo apóstol a quien no hubiesen tomado por objeto de sus burlas.
12. Pondremos los mismos sentimientos en los corazones de los criminales de la Meca.
13. No lo creerán, aunque el ejemplo de los antiguos esté aquí.
14. Si les abriésemos las puertas de los cielos, mientras que subiesen.
15. Dirían todavía: Nuestros ojos están nublados por la embriaguez, ¡eh! de seguro estamos embrujados.
16. Hemos establecido los signos del Zodíaco en los cielos, y los hemos dispuesto en orden para los que miran.
17. Nosotros les defendemos del ataque de todo demonio rechazado a pedradas.
18. A menos que no se deslice furtivamente para escuchar, y entonces es alcanzado por un dardo de fuego visible para todos. 
19. Hemos extendido la tierra y hemos hecho surgir montañas y hemos hecho brotar todas las cosas en una proporción determinada.
20. Hemos puesto allí alimentos para vosotros y para seres a quienes no alimentáis.
21. No hay cosa cuyos tesoros no existan en nuestra casa, y nosotros los hacemos descender sólo en una proporción determinada.
22. Enviamos los vientos que fecundan, hacemos descender del cielo el agua con que os abrevamos y que vosotros no cornserváis.
23- Hacemos vivir y hacemos morir; nosotros solos lo heredamos todo.
24. Conocemos a aquellos de vosotros que marchan adelante y a los que quedan atrás.
25. Vuestro Señor os reunirá algún día. Es prudente y sabio.
26. Hemos creado de barro al hombre, de esa arcilla a que se da forma fácilmente.
27. Antes de él habíamos creado ya los genios de un fuego sutil.
28. Acuérdate de que Dios dijo a los ángeles: He creado al hombre de barro, de esa arcilla a que se da forma.
29. Cuando yo lo haya formado y haya infundido en él mi espíritu, prosternaos ante él adorándolo.
30. Y los ángeles se prosternaron todos, todos.
31. Excepto Eblís; se negó a ser de los que se prosternaban.
32. Entonces Dios le dijo: ¡Oh Eblís! ¿Por qué no has sido de los que se prosternan?  
33. Yo no me prosternaré ante el hombre que tú has creado de barro, de esa arcilla que me moldea.
34. Dios le dijo: Entonces sal de aquí; tú eres lapidado.
35. La maldición pesará sobre ti hasta el día de la retribución.
36. Respondió: ¡Oh Señor! Dame tregua hasta el día en que los hombres hayan resucitado.
37. Dios le dijo: La tregua te está concedida.
38. Hasta el día del término marcado de antemano.
39. Señor, dijo Eblís, puesto que tú me has circunvenido, tramaré complots contra ellos en la tierra y procuraré circunvenirles a todos.
40. Excepto a tus servidores sinceros.
41. Dios respondió: Ése es precisamente el camino recto.
42. Pues tú no tienes ningún poder sobre mis servidores; no lo tendrás más que sobre aquellos que te sigan y se extravíen.
43. La gehena es la mansión que les está prometida a todos.
44. Tiene siete puertas, y en cada una se mantendrá una tropa separada.
45. En cuanto a los que temen a Dios, estarán en medio de jardines y de fuentes de agua.
46. Se les dirá: Entrad en paz y al abrigo de todo temor.
47. Nosotros quitaremos de sus corazones toda falsedad; viviendo como hermanos, descansarán sobre lechos mirándose cara a cara.
48. La fatiga no les alcanzará y jamás serán expulsados de esta morada.
49. Declara a mis servidores que yo soy el Indulgente, el Misericordioso.
50. Y que mi castigo es un castigo doloroso.
51. Cuéntales la historia de los huéspedes de Abrahán.
52. Cuando entraron en su casa y le saludaron, dijo: Nos habéis causado miedo.
53. Ellos respondieron: No tengas miedo, venimos a anuncíarte un hijo juicioso.
54. Él les respondió: ¿Me lo anunciáis a mí, gastado por los años? ¿Y qué es lo que me anunciáis?
55. Te lo anunciamos en toda verdad (seriamente). No desesperes.
56. -¿Y quién desesperará, dijo, de la gracia de Dios, a no ser los hombres extraviados?
57. ¿Y cuál es el objeto de vuestra misión, oh mensajeros?, dijo.
58. Somos enviados hacia un pueblo criminal, repusieron, para aniquilarlo.
59. Excepto a la familia de Loth, a quien salvaremos.
60. Salvo a su mujer, a quien hemos destinado a quedar atrás.
61. Cuando los enviados fueron a casa de la familia de Loth.
62. Éste les dijo: Me sois desconocidos.
63. Ellos respondieron: Sí, sin duda, y venimos a tu casa acompañados de este castigo que ellos (vuestros conciudadanos) ponen en duda.
64. Venimos con la verdad, somos verídicos.
65. Sal esta noche con tu familia. Marcha tras ella. Que ninguno de vosotros vuelva la cabeza. Id a donde se os ordena.
66. Nosotros le significamos esta orden, porque el pueblo tenía que ser aniquilado hasta el último, antes del siguiente día.
67. Algunos habitantes de la villa fueron muy gozosos a casa de Loth.
68. Él les dijo: Son mis huéspedes, no me deshonréis.
69. Temed a Dios y no me llenéis de oprobio.
70. Ellos respondieron: ¿No te hemos prohibido dar asilo a quienquiera que sea en el mundo?
71. -He aquí mis hijas, dijo Loth, si queréis cometer alguna acción fea.
72. Por tu vida, ¡oh Mahoma!, estaban como aturdidos en medio de su embriaguez.
73. Al amanecer les sorprendió una tempestad.
74, Hemos destruido estas villas hasta los cimientos y hemos hecho llover sobre ellas ladrillos cocidos.
75. Hay en esto signos para los hombres que los examinan con atención.
76, Estas ciudades estaban en el camino que hay aquí.
77. Hay en esto signos para los creyentes.
78, Y como los habitantes del bosque (de Madián) eran también malos.
79. Nosotros tomamos venganza de ellos. Aniquilamos estas dos ciudades; ellas sirven de sorprendente ejemplo a los hombres.
80. Los habitantes de Hedjr han tratado de impostores a los apóstoles que fueron enviados hacia ellos.
81. Nosotros les hemos hecho ver nuestros signos; pero ellos se han alejado de ellos.
82. Tallaban casas en las rocas y se creían en seguridad.
83. Una tempestad les sorprendió al amanecer.
84. Sus trabajos no les sirvieron de nada.
85. Hemos creado los cielos y la tierra y todo lo que hay entre ellos para la verdad, y no en vano. La hora vendrá. Tú, ¡Mahoma!, perdona con un perdón hermoso.
86. Pues tu Señor es el Creador, el Sabio.
87. Ya te hemos dado los siete versículos que deben ser repetidos constantemente, así como el gran Corán.
88. No extiendas tus miradas sobre los bienes de que hacemos gozar a muchos de los infieles, y no te aflijas a causa de ellos, e inclina tu ala sobre los creyentes.
89. Diles: Yo soy el Avisador incontestable.
90. Nosotros castigaremos a los que dividen.
91. A los que parten el Corán en porciones.
92. Por tu Señor, ¡oh Mahoma!, nosotros les interrogaremos.
93. Sobre todas sus acciones.
94. Haz, pues, conocer lo que se te ha ordenado, y aléjate de los idólatras.
95. Nosotros te bastamos contra los que se burlan.
96. Que colocan al lado de Dios otras divinidades. Ellos aprenderán la verdad.
97. Nosotros sabemos que tu corazón se oprime cuando oyes lo que dicen.
98. Pero celebra las alabanzas de tu Señor y sé con los que se prosternan.
99. Adora al Señor antes de que ocurra lo que es cierto.