29/8/10

Archivado en:

Ahmad Ibn Ata'Illah - Aforismos

189.

Hay luces a las que se ha permitido llegar
(al corazón)
y otras a las que se ha permitido entrar
(en el corazón).
A veces las luces afluyen sobre ti, pero
al encontrar tu corazón
rebosando imágenes de lo creado,
se vuelven, por donde habían venido,
a su punto de origen.
Vacía tu corazón de lo creado.
Él te lo llenará de conocimiento
y de secretos.

190.

¿Te parece que tarda Él mucho
en dar por terminada tu aflicción?
¡Mira pues con cuánta lentitud
te vuelves tú hacia Él!

191.

Lo que está prescrito para cada tiempo
se puede cumplir
pero, con las exigencias de cada tiempo
¿cómo corresponder?
Pues cada nuevo tiempo que viene
renueva también lo que Allah te exige
y refuerza Su mandato.
¿Cómo podrías cumplir
deberes de tiempos pasados
cuando hay que ocuparse de los del presente?

192.

Lo que has perdido de tu vida
es insustituible
pero inestimable es
lo que has ganado de ella.

193.

¿Deseas una cosa?
¡De ella eres su esclavo!
Y de nadie sino de Él
quiere Allah que lo seas.

194.

Ni tu obediencia Le favorece
ni tu desobediencia Le perjudica.
Si te impone aquélla y te prohibe ésta,
es por lo que una u otra te van a dar a ti.
Darse a Él no añade nada a Su poder,
alejarse de Él no lo disminuye en nada


Kitab Al-Hikam, cap. 21