14/6/09

Archivado en:

Oráculos Caldeos – La armadura de luz sonora

 

En el misterioso párrafo que se transcribe a continuación se explica la naturaleza de la Búsqueda:

Armado en todo sentido, vestido con la flor de la Luz Sonora, armando mente y cuerpo con el Poder trífido, él debe definir en su corazón todos los símbolos de la Tríada, y no moverse en forma dispersa por los caminos empíricos [o canales], sino [moverse] sosegadamente.

Compárese con el verso citado anteriormente:

Sí, en efecto, completamente armada, dentro y fuera, como una diosa.

Esto se refiere al proceso de Regeneración como está descrito en el Ritual Mitraico. El «Poder trífido» probablemente se haya extraído del símbolo del tridente, y representa el triple poder de la Mónada. Como dice el Ritual Mitraico, el hombre debe mantenerse calmo dentro y no permitir la dispersión fuera de sí; todas sus partes o miembros deben permanecer juntos y mantenerse unidos, como Osiris en la resurrección. Esto también puede cotejarse con La Crucifixión Gnóstica  y con la increíble descripción de una experiencia similar en una historia de E. R. Innes en La Revista Teosófica.

Algo que merece ser resaltado es la frase gráfica «Luz Sonora», que muestra cómo los iniciados en estos misterios conocían la estrecha relación entre color y sonido. Sin embargo, considerando su sentido místico, esta Luz Sonora representaba, probablemente, la Palabra Proclamada o, para usar otra figura, el acto de vestirse con el «Manto de Gloria». Compárese con el Descenso del Águila en el Himno del Alma de Bardaisan:

Voló en la forma del Águila,

De todas las tribus aladas el rey de las aves;

Voló y ardió a mi lado,

y se convirtió enteramente en palabra.

Como podemos comprobar, esta Luz Sonora es el verdadero símbolo de la Mónada Paternal, Espiritual e Inteligible. Proclo habla del concepto de inteligencia como de una «buena rueda», con lo que quiere significar algo que gira suavemente alrededor de un centro, siendo dicho centro el Inteligible. Pero en mi opinión, de ninguna manera éste es un buen parangón, ya que el Inteligible o Mente Espiritual abarca todas las cosas y no es sólo un centro. De todas maneras, Proclo parece basarse en los siguientes versos:

Impulsándose hacia el centro de la Luz Sonora.

Pero recordando el «Poder trífido» de un fragmento anterior, quizá podríamos traducir kêntron como «aguijón»:

Estimulándose con el aguijón de la Luz Sonora.

Así, es posible relacionar esta idea principal con la doctrina contemporánea de Trismegisto sobre la Mente Maestra (o Mente Espiritual), en la cual ésta se considera el Conductor del Carruaje del Alma, al tiempo que sus rayos gnósticos (o riendas) cantan sus ideales de verdad. En cualquier caso, el místico no debiera encontrar dificultades en transmutar los símbolos, pasando del centro a la periferia o viceversa según lo requiera la idea en cuestión.

Finalmente, y en relación con la primera cita debajo de este encabezamiento, es posible observar que a través de la regeneración el hombre comienza a revestirse; sólo cuando se haya confeccionado estas nuevas ropas, éstas no lo atarán más, sino que lo vestirán de poder. Por esto al florecimiento (o vigor) de la Luz Sonora (o Resonante) se lo simboliza como una armadura que irradia luz. «Poder» ( o fuerza) sugiere estabilidad interna, aquella que se planta dentro y constituye la raíz de la estabilidad, los cimientos. La «chispa» átmica o espiritual establecida en el suelo virgen, o vientre, de la naturaleza espiritual del hombre, representa la Fuerza del Padre, el Poder que detiene el torbellino del caos e inicia la formación u ordenamiento de sí mismo. y es así como el hombre comienza a construir los símbolos y sonidos a través de los cuales su Nombre y su Palabra se hacen realidad.

 

Los oráculos caldeos, G.R.S. Mead