13/6/09

Archivado en: ,

Ahunuvaiti Gaza - Yasna 34

 

1. Las obras, las palabras , la veneración

Para las cuales Tu has establecido Inmortalidad,

Existencia Recta y el Reino de la Perfección;

Todas estas obras, palabras y veneración

Las dedico, primeramente a Ti, Oh Señor Mazda!

 

2. Inspiradas por la Buena Mente, estas obras manan desde

El buen espíritu de la persona virtuosa,

Cuya alma sigue el camino de la Verdad,

Acercándose a Tu Presencia, Oh Mazda,

Va cantando himnos de alabanza a Ti.

 

3. Ofrecemos reverente adoración a Ti y a la Verdad.

Que todos los seres vivos alcancen, a través de la Buena Mente,

Su destino hacia la perfección, en Tu Reino.

Ciertamente, aseguraremos eternamente nuestro avance

Hacia Tu presencia a través del recto pensar, Oh Mazda.

 

4. Que Tu fuego sagrado, Oh Ahura, fuerte a través de la Verdad

Veloz y poderoso,

Proporcione, con su ayuda radiante, felicidad al bueno;

Pero que su poder revele la maldad del perverso!

 

5. ¿Cuál es Tu poder?, ¿Cuál es Tu imperio?, Oh Mazda,

¿Cómo pueden nuestras acciones justificar Tu protección, Oh Mazda?.

Ciertamente así:

A través de la Rectitud, a través de tu Bondadosa Mente

Y protegiendo a Tu pobre

Declaramos Tu exaltación sobre todo—aun sobre los poderes

De los malvados y los perversos destructores que existen entre los hombres.

 

6. Ya que Tu eres así, Oh Mazda,

El verdadero Señor de la Verdad y de la Buena Mente,

Concédeme una señal durante esta existencia mía,

De manera que me acerque con alegría certera

Cantando con veneración a Tu gloria.

 

7. ¿Dónde están, Oh Mazda, aquellos que poseen

Auténtica iluminación de la Buena Mente,

Quienes, aun en tiempos de destrucción,

Enseñan la luz guiados por Tu apreciada doctrina?

Solo a Ti conozco,

Protégenos, entonces, a través de la Verdad.

 

8. Los enemigos malvados han extendido el miedo

Con sus acciones hostiles

Han traído miseria y ruina a muchos.

Desconociendo Tus mandatos, los poderosos

Oprimen a los débiles, Oh Mazda!

En verdad ellos no piensan en la Verdad y la Rectitud,

Siempre se apartan de la Buena Mente.

 

9. Quienes rechazan Tu bondadoso Espíritu de Piedad,

A sabiendas de lo importante que es para Tus seguidores,

Son perversos por su ignorancia y negligencia ante

La Buena Mente;

La Verdad se aleja de ellos como lo hace

De nosotros las bestias salvajes.

 

10. El hombre que posee discernimiento pedirá

Las obras de la Buena Mente,

Resultado fructífero de una vida de fidelidad.

Quien conoce el entusiasmo de Armaity es un

Seguidor creativo de la Verdad y la Rectitud

Las cuales son, en verdad, las influencias poderosas de

Tu Reino de los Cielos, Oh Mazda.

 

11. Los Espíritus gemelos de la Perfección y la Inmortalidad

Dan apoyo a nuestras aspiraciones.

El entusiasta Armaity, revestido de la Verdad,

Garantiza la permanencia de Tu Reino de la Buena Mente.

Con estas divinas fuerzas, Oh Mazda, es que Tu bendices

A los enemigos de Tus enemigos.

 

12. ¿Cuáles son tus mandamientos y que es lo que

Deseas, oh Mazda?

¿Cómo te invocamos y cómo te veneramos?

Háblame, Señor, para poderte oír!

Que yo sepa cual es la bendita recompensa que nos concederás.

Muéstrame a través de la Buena Mente, el camino noble hacia

La Verdad y la Rectitud

 

13. Es el Camino de la Buena Mente el que Tu

Me has manifestado, Oh Ahura!

Por medio del cual los justos, de acuerdo a las enseñanzas de los

Guías Espirituales, actuando en armonía con la

Verdad, solamente,

Seguirán hacia las recompensas asignadas, las cuales

Tu eres quien las concede, Oh Mazda!

 

14. Esta preciosa recompensa Tuya, Oh Mazda,

Que concedes por medio de la Buena Mente,

La otorgas a quien trabaja y protege Tu Creación,

Quien hace avanzar Tu bondadoso plan por el poder

De su entendimiento,

Guiado por el Espíritu de la Verdad.

 

15. Dame a conocer, Oh Mazda, las mejores enseñanzas y acciones,

Ejecutadas por la Buena Mente e inspiradas por la Verdad,

Conforme expreso mis aspiraciones en los cantos de veneración que dedico a Ti .

Por medio de Tu Soberana Autoridad, Tu has regenerado esta existencia,

A través de Tu Poder misericordioso.

 

Los Gazas, Himnos de Zaratustra

Por D. J. Irani

Traducido por Ramiro Besada