29/5/09

Archivado en: , ,

Buda - Culasunnatta Sutra

 

1. Así he oído: En una ocasión el Bendito estaba viviendo en el Parque del Este de Savati, en el Palacio de la Madre de Migara.

2. Entonces cuando anochecía, el venerable Ananda se levantó de tu retiro dirigiéndose al Bendito, y después de ofrecerle sus respetos, se sentó a su lado. Cuando hubo hecho esto le dijo al Bendito:

3. Venerable señor, en una ocasión el Bendito estuvo viviendo en el estado de Sakyan. Hay una ciudad de los Sakyans llamada Nagaraka; allí he oído y aprendido lo siguiente de los mismos labios del Bendito: - “Ahora vivo la mayor parte en el vacío, Ananda.” - Venerable señor, ¿escuché bien esto; lo comprendí bien; le presté la atención correcta y lo he recordado correctamente? – Ciertamente, Ananda, eso ha sido bien oído, bien comprendido, le has prestado una atención correcta y lo has recordado correctamente. Como anteriormente, ahora también, resido la mayor parte de las veces en el vacío permanente.

4. Ananda, al igual que el Palacio de la Madre de Migara está vacío de elefantes, castillo, caballos y montañas, vacío de oro y plata, vacío de reuniones de mujeres y hombres, y está (presente) solamente este no-vacío, es decir, el estado solitario y particular (de no-vacío) dependiente en (la presencia de) la comunidad de Bhikkhus; así también, sin darle atención a la percepción de la villa, sin darle atención a la percepción del hombre, un Bhikkhu le presta su atención al estado solitario y particular (del no-vacío) dependiendo solamente en (la presencia de) la percepción del bosque. Su mente entra en esa percepción del bosque y adquiere confianza, calma y decisión. Consecuentemente entiende que: “Las perturbaciones que podrían estar presentes y dependen de la percepción de la villa, no están presentes; las perturbaciones que estarían presentes sobre la percepción del hombre, no están presentes aquí; y sólo esta medida de perturbación está presente, digamos, el estado solitario y particular (de no-vacío) dependiente en (la presencia de) la percepción del bosque. – Entiende que: “Este campo de percepción está vacío de la percepción del hombre”, (y entiende que): “Está (presente) solamente este no-vacío, digamos, el estado solitario y particular (del no-vacío) que depende de (la presencia de) la percepción del bosque.” – Así que lo ve como el vacío de lo que no está allí, pero de lo que queda allí él entiende que: “Hay eso que todavía está presente allí.” – En ese momento, esto ha sido para él, una energía en el vacío que está de acuerdo con lo que actualmente es, sin perversión del significado y pura.

5. De nuevo, Ananda, sin darle mucha atención a la percepción del hombre y sin darle atención a la percepción del bosque, un Bhikkhu le presta su atención al estado solitario particular (de no-vacío) dependiendo en (la presencia de) la percepción de la tierra. Su mente entra en esa percepción de la tierra y adquiere confianza, calma y decisión. Al igual que cuando un toro se esconde donde se encuentra libre de dobleces estirándose con cientos de espigas, así también, sin darle atención a todas las arrugas y a los huecos, a las barrancas de los ríos, a las regiones de desafío y de espinas, a las desigualdades rocosas, en esta tierra, un Bhikkhu presta su atención al estado particular (de no-vacío) dependiendo en (la presencia de) la percepción de la tierra. Su mente entra en la percepción de la tierra y adquiere confidencia, calma y decisión. Por lo tanto, él entiende que: “Las perturbaciones que pudieran haber estado presente dependientes de la percepción del hombre no están presentes aquí, las percepciones que pudieran haber estado presente dependiendo de la percepción del bosque no están presentes aquí, y sólo esta medida de perturbación está presente, diríamos, el estado particular (de no-vacío) dependiendo en (la presencia de) la percepción de la tierra.” Entiende que: “Este campo de percepción está vacío de percepción del hombre.” Entiende que: “Este campo de percepción está vacío de la percepción del bosque.” (Y entiende que): Solamente hay este no-vacío, diríamos, el estado particular de (no-vacío) dependiente en (la presencia de) la percepción de la tierra.” Así que la ve como el vacío de lo que no está ahí, pero de eso que permanece allí él entiende que: “Hay eso que todavía está presente allí.” Ahora esto también ha sido para él una energía en el vacío que está de acuerdo con lo que actualmente es, sin perversión del significado y pura.

6. De nuevo, Ananda, sin darle mucha atención a la percepción del bosque, sin darle mucha atención a la percepción de la tierra, un Bhikkhu presta su atención al estado particular (del no-vacío) dependiendo en (la presencia de) la percepción del fundamento consistente en el espacio infinito. Su mente entra en esa percepción del fundamento consistente en el espacio infinito, adquiriendo confianza, calma y decisión. Entiende así que: Las perturbaciones que podrían estar presentes dependientes en la percepción del bosque, no están presentes aquí, las perturbaciones que podrían estar presentes sobre la percepción de la tierra, no están presentes aquí, y sólo esta medida de perturbación está presente, diríamos, el estado particular (del no-vacío) dependiente en (la presencia de) la percepción del fundamento consistente en el espacio infinito.” Él entiende que: “Este campo de percepción está vacío de la percepción del bosque.” Él entiende que: “Este campo de percepción está vacío de la percepción de la tierra.” . – (Y él entiende que): “Está (presente) solamente este no-vacío, diríamos, el estado particular de (no-vacío) dependiente en (la presencia de) la percepción del fundamento consistente del espacio infinito.” Así que lo ve como vacío de lo que no está ahí, pero de lo que permanece allí entiende que: “Hay eso que todavía está presente allí.” Ahora esto también ha sido para “el una energía en el vacío que está de acuerdo con lo que actualmente es, sin perversión del significado y pura.

7. De nuevo, Ananda, sin darle mucha atención a la percepción de la tierra, sin darle mucha atención a la percepción del fundamento consistente en el espacio infinito, un Bhikkhu presta su atención al estado particular (del no- vacío) dependiendo en (la presencia de) la percepción del fundamento que consiste en la consciencia infinita. Su mente entra en esa percepción del fundamento consistente en la consciencia infinita, adquiriendo confianza, calma y decisión. Entiende así que: Las perturbaciones que podrían estar presentes dependientes en la percepción de la tierra, no están presentes aquí, las perturbaciones que podrían estar presentes dependientes de la percepción del fundamento consistente en el espacio infinito, no están presentes aquí, y sólo esta medida de perturbación está presente, diríamos, el estado particular (del no-vacío) dependiente en (la presencia de) la percepción del fundamento consistente en la consciencia infinita.” Él entiende que: “Este campo de percepción está vacío de la percepción de la tierra.” Él entiende que: “Este campo de percepción está vacío de la percepción del fundamento consistente en el espacio infinito.” . – (Y él entiende que): “Está (presente) solamente este no-vacío, diríamos, el estado particular de (no- vacío) dependiente en (la presencia de) la percepción del fundamento consistente en la consciencia infinita.” Así que lo ve como vacío de lo que no está ahí, pero de lo que permanece allí entiende que: “Hay eso que todavía está presente allí.” Ahora esto también ha sido para “el una energía en el vacío que está de acuerdo con lo que actualmente es, sin perversión del significado y pura.

8. De nuevo, Ananda, sin darle mucha atención a la percepción del fundamento consistente en el espacio infinito, sin darle mucha atención a la percepción del fundamento consistente en la consciencia infinita, un Bhikkhu presta su atención al estado particular (del no-vacío) dependiendo en (la presencia de) la percepción del fundamento consistente en la nada o lo no- existente. Su mente entra en la percepción del fundamento consistente de la nada y adquiere confianza, calma y decisión. Entiende así que: “Las perturbaciones que podrían estar presentes dependiendo en la percepción del fundamento del espacio infinito no están presentes aquí, las perturbaciones que podrían estar presentes dependiendo en la percepción del fundamento de la consciencia infinita no están presentes aquí, y sólo esta medida de perturbación está presente, diríamos, el estado particular (de no-vacío) dependiente en (la presencia de) la percepción del fundamento consistente de la nada.” Así que entiende que: “Este campo de percepción está vacío de la percepción del fundamento consistente del espacio infinito.” – y entiende que: “Este campo de percepción está vacío de la percepción del fundamento consistente de la consciencia infinita.” – (y entiende que): Está (presente) solamente este no-vacío, diríamos, el estado particular (de no-vacío) dependiente en (la presencia de) la percepción del fundamento de la nada.” Así que lo ve como vacío de lo que no está ahí, pero de lo que permanece allí entiende que: “Hay eso que todavía está presente allí.” Ahora esto también ha sido para “el una energía en el vacío que está de acuerdo con lo que actualmente es, sin perversión del significado y pura.

9. De nuevo, Ananda, sin darle mucha atención a la percepción del fundamento consistente en la consciencia infinita, sin darle mucha atención a la percepción del fundamento consistente de la nada, un Bhikkhu presta su atención al estado particular (del no-vacío) dependiendo en (la presencia de) la percepción del fundamento consistente en ninguno de los dos, ni la percepción ni la no-percepción. Su mente entra en la percepción del fundamento consistente en ninguno de los dos, ni percepción ni no- percepción y adquiere confianza calma y decisión. Entiende así que: “Las perturbaciones que podrían estar presentes dependido en la percepción del fundamento consistente en la consciencia infinita no están presentes aquí, las perturbaciones que podrían estar presentes dependiendo en la percepción del fundamento consistente de la nada no están presentes aquí, y solamente esta medida de perturbación está presente, diríamos, el estado particular (de no-vacío) dependiente en (la presencia de) la percepción del fundamento consistente en ninguno de los dos, ni percepción ni no-percepción.” Entiende que: “Este campo de percepción está vacío de la percepción del fundamento consistente en la consciencia infinita.” Entiende que: “Este campo de percepción está vacío del fundamento consistente de la nada.” – (y entiende que): “Está (presente) solamente este no-vacío, diríamos, el estado particular (de no-vacío) dependiente en (la presencia de) la percepción del fundamento consistente en ninguno de los dos, percepción o no-percepción.” Así que lo ve como vacío de lo que no está ahí, pero de lo que permanece allí entiende que: “Hay eso que todavía está presente allí.” Ahora esto también ha sido para el una energía en el vacío que está de acuerdo con lo que actualmente es, sin perversión del significado y pura.

10. De nuevo, Ananda, sin darle mucha atención a la percepción del fundamento consistente de nada, sin darle mucha atención a la percepción del fundamento consistente de ninguno de los dos, la percepción o la no- percepción, un Bhikkhu presta su atención al estado particular (del no-vacío) dependiendo en (la presencia de) la concentración de la mente sin síntomas. Su mente entra en la percepción de la concentración de la mente sin síntomas y adquiere confianza calma y decisión. Entiende que consecuentemente que: Las perturbaciones que podrían estar presentes dependiendo en la percepción del fundamento consistente de la nada no están presentes aquí, las perturbaciones que podrían estar presentes dependiendo en la percepción del fundamento consistente de ninguno de las dos, la percepción o la no-percepción no están presentes aquí, y sólo esta medida de perturbación, diríamos, esa (perturbación) que tiene vida como su condición dependiente en la presencia de este cuerpo con sus seis fundamentos.” Entiende que: “Este campo de percepción está vacío de la percepción del fundamento consistente de la nada.” Entiende que: “Este campo de percepción está vacío del fundamento consistente de ninguno de los dos, ni percepción ni no-percepción.” – (y entiende que): “Hay (presente) solamente este no-vacío, diríamos, eso (no-vacío) con vida como su condición dependiente en el cuerpo con sus seis fundamentos.” Así que lo ve como vacío de lo que no está ahí, pero de lo que permanece allí entiende que: “Hay eso que todavía está presente allí.” Ahora esto también ha sido para él una energía en el vacío que está de acuerdo con lo que actualmente es, sin perversión del significado y pura.

11. De nuevo, Ananda, sin darle mucha atención a la percepción del fundamento consistente de nada, sin darle mucha atención a la percepción del fundamento consistente de ninguno de los dos, la percepción o la no- percepción, un Bhikkhu presta su atención al estado particular (del no-vacío) dependiendo en (la presencia de) la concentración de la mente sin síntomas. Su mente entra en la concentración de la mente sin síntomas adquiriendo confianza, calma y decisión. Entiende que: “Esta concentración de la mente sin síntomas está condicionada y mentalmente producida.” Él entiende que: “Cualquier cosa que esté condicionada y mentalmente producida es impermanente y sujeta a la cesación.” Consecuentemente cuando conoce esto y lo ve, su mente se libera de la contaminación del deseo sensual, de la contaminación del ser, de la contaminación de la ignorancia. Al liberarse llega el conocimiento “Esto está liberado.” Entiende que: “El nacimiento se ha agotado, la vida divina ha terminado, lo que había de ser hecho se ha hecho, ya no hay más de esto que vuelva.” Consecuentemente entiende que: “Las perturbaciones que podían estar presentes dependiendo de la contaminación del deseo sensual no están presentes aquí, las perturbaciones que podrían estar presentes dependiente de la contaminación del ser no están presentes aquí, las perturbaciones que podrían estar presentes dependiendo de la contaminación de la ignorancia no están presentes aquí, y solamente esta medida de perturbación está presente, diríamos, ese (no-vacío) con vida como su condición dependiente en (la presencia de) este cuerpo con sus seis bases.” Entiende que: “Este campo de percepción está vacío de la contaminación del deseo sensual.” Entiende que: “Este campo de percepción está vacío de la contaminación del ser.” Entiende que: “Este campo de percepción está vacío de la contaminación de la ignorancia.” – (y entiende que): “Hay (presente) solamente este no-vacío, diríamos, ese (no-vacío) con vida como su condición dependiente en (la presencia de) este cuerpo con sus seis bases.” Así que lo ve como vacío de lo que no está ahí, pero de lo que permanece allí entiende que: “Hay eso que todavía está presente allí.” Ahora esto ha sido para él una energía en el vacío que está de acuerdo con lo que actualmente es, sin perversión del significado, es pura e insuperable por cualquier otra.

12. En lo que sea que los monjes o divinos en el pasado hayan entrado y vivido, un vacío que fue purificado e insuperable por cualquier otro, todos ellos han entrado en él y vivieron en ese vacío que es puro e insuperable para cualquier otro.

En lo que sea que los monjes o divinos en el futuro entrarán y vivirán, un vacío que será purificado e insuperable por cualquier otro, todos ellos entrarán en él y vivirán en ese vacío que es puro e insuperable por cualquier otro.

En lo que sea que los monjes o divinos en el presente entran y vivan, un vacío que es purificado e insuperable por cualquier otro, todos ellos entrarán en él y vivirán en ese vacío que es puro e insuperable por cualquier otro.

'Por lo tanto, Ananda, debes entrenarte firme y constantemente: “Nosotros entraremos y viviremos en el vacío que es puro e insuperable por cualquier otro.”

'Esto es lo que el Bendito dijo. El venerable Ananda estaba satisfecho y deleitado en las palabras del Bendito.