25/3/08

Archivado en: , ,

Amós: 3:4-8

El león ha rugido. ¿Quién no temerá.
El Señor ha hablado. ¿Quién no profetizará?